Entrevista a Loreto ML, autora de ‘Ellas’

Loreto ML es una autora bilbaína que lleva desde los 13 años metida de lleno en la escritura. En 2018 publicó la novela ‘Ellas’, con la editorial Insomnia Ediciones. ‘Ellas’ es la historia de tres amigas a las que la vida llevará por caminos muy diferentes, pero, sobre todo, es un “¡basta ya!” en la cara del patriarcado. Dorothy, Lucy y Bethany son las tres caras de lo que sufrimos cada día las mujeres por ser mujeres. Hemos podido hablar con la autora sobre esta obra, su proceso de escritura y sus futuros proyectos:

loreto-ellas

Portada del libro

Pregunta. ¿De dónde viene ‘Ellas’?

Respuesta. Todo viene de cuando empezó a haber un montón de casos de violaciones en las noticias y cuando en las novelas juveniles románticas todas las relaciones que había eran súper tóxicas, con maltratos, forzaban a las chicas a acostarse con ellos y lo pintaban todo como que era precioso. Entonces yo estaba pensando en alguna idea para ponerme a escribir y se me ocurrió al principio hacer solo una historia que era la crítica a ‘After’ de una relación romántica de lo que sería realmente en la realidad esa historia. Luego lo empecé a hablar con unas amigas y se me ocurrió que estaría bien hablar, por ejemplo, de lo que sería una relación romántica ideal, que sería la de Dorothy, y tratar también un poco el tema de las violaciones con Lucy, para hablar un poco de todos los temas que nos implican ahora las chicas, lo que estamos sufriendo.

P. ¿Qué fue lo más difícil del proceso de escritura?

R. Lo más difícil fue la parte de Lucy, porque la de Bethany al final lo que hice fue tomar un montón de ejemplos de novelas que había leído y más o menos las fui hilando. Pero la parte de Lucy fue muy complicada y por eso su caso es específico. No quería tratar lo que era una violación porque afortunadamente nunca ha pasado, pero creo que sí que podía ponerme un poco en la piel de qué es lo que te pasaría si alguien lo intentara. Fue realmente difícil y doloroso describir esa parte, y cambié un montón de veces la escena.

P. ¿Cómo te documentaste para describir esas situaciones?

R. Busqué un montón de cosas por Internet, y para el caso de Bethany también miré artículos sobre mujeres maltratadas, sobre cómo se sentían. Con Lucy también empecé a ver un montón de artículos, de entrevistas, en Twitter leía a un montón de gente que hablaba de sus experiencias… Para hablar de estos temas tienes que informarte un montón, no puedes hacer lo que te imaginas que crees que es porque puedes fastidiarla y es un tema muy serio.

P. Háblame un poco de las protagonistas, ¿cómo son Dorothy, Lucy y Bethany

R. La que mejor me cae (a mí y creo que a la gente) es Dorothy, porque realmente está hecha para eso. La ideé para que fuera un poco la que rebaja la tensión de toda la novela y es una chica normal a la que le encanta el teatro, que tiene un sueño que espera cumplir y que al final lo único que quiere es ayudar a sus amigas y creo que es un poco con la que más te puedes sentir identificada. Bethany, por ejemplo, aunque suela caer bastante mal la pobre es una chica que se ha puesto mucha presión encima porque quiere ser perfecta y destacar en todo, pero realmente a mí me cae bien, porque la pobre intenta hacer lo mejor, pero la fastidia un montón. Y con Lucy quería representar a todas esas chicas a las que les encanta el deporte, y por eso elegí el rugby, porque suele ser un deporte muy masculino. Ella ha crecido rodeada de chicos, pero también con sus amigas. Es el típico personaje secundario que suelen poner las series, pero yo quería que fuera la protagonista, que no fueran siempre las típicas chicas. Con las tres quería tocar ciertos clichés y darles algo más de vida.

P. En la novela hay una cuarta narradora, que al poco tiempo se desvela que es la Muerte, ¿cómo llegó este personaje tan peculiar a tu novela

R. No estaba desde el principio. La verdad es que sí que sabía que quería dividir el libro en tres partes y quería que nadie supiera quién era el personaje que iba a acabar mal. Pero claro, si lo contaba desde la primera persona se iba a saber, y entonces se me ocurrió meter a la Muerte, que es un personaje que me encanta, pero que no suelo meter en mis historias cortas. Pensé “Anda, si meto aquí a la Muerte, que se las puede ver a todas, te queda un poco de tensión para ver quién es al final la que se acaba yendo con ella”, y me sirvió un poco de excusa para que nadie supiera el misterio de quién iba a morir.

P. La relación de Bethany con su novio también debió de ser muy difícil de representar…

R. Sí, porque en las novelas juveniles esas chicas siempre acaban teniendo un final feliz con el chico que las maltrata porque él cambia, pero eso no es así, no es lo que se ve en las cifras de asesinadas que llevamos este año. Por ejemplo, hay una novela que se llama ‘Maravilloso desastre’, en la que también pasa algo así. Son novelas que te enganchan, pero son súper horribles porque te dejan un mensaje que no es realista y, claro, luego oyes a las adolescentes hablar del chico que las maltrata, pero “no pasa nada porque es muy guapo y me quiere un montón”.

loretoml

Loreto ML

P. La literatura juvenil tiene un papel muy importante tal y como lo planteas, ¿no?

R. Claro. Se deberían visibilizar estos temas porque, al fin y al cabo, cuando eres una adolescente que está leyendo esto, las novelas te acaban educando y te acaban dando unos valores y vas a tener una forma de pensar u otra. Creo que los que escribimos literatura juvenil tenemos que tener esto en mente, que van a ser personas muy jóvenes las que más te van a leer y las que van a aprender de nuestras historias. Está muy bien hacer una novela solo de diversión para pasar el rato, pero también está bien meter unos valores adecuados, no solamente en el amor, sino también unas amistades sanas, con la familia, con hábitos saludables… También hay veces en las que uno idealiza el tabaco o las drogas, como por ejemplo John Green con ‘Buscando a Alaska’. En ese sentido lo hacen muy bien Iria y Selene, porque escriben novelas de aventuras, pero meten personajes que visibilizan a mucha gente.

P. ¿Qué autoras te han influido más?

R. La que más ha sido Jandy Nelson, la autora de ‘El cielo está en cualquier lugar’, y también, aunque parezca mentira, Stephanie Meyer. Los libros de ‘Crepúsculo’ me los leía a los 13 años y realmente fue un poco, junto a Jandy, la culpable de que empezara a escribir. Sus novelas tienen fallos, pero me gusta un montón lo que consiguió con sus libros, que fue un poco lo mismo que JK Rowling: que volviéramos a leer y a escribir y a crear. También me influye Jane Austen en el sentido de que hace sufrir mucho a sus personajes, pero luego intenta darles a todos los finales justos y más o menos agradables.

P. ¿Cuándo supiste que te querías dedicar a la escritura?

R. Lo supe a los 13 años, porque igual soy un poco rara, pero yo ya empecé a escribir con la idea de que quería dedicarme a ello y que me pagaran por publicar. Además, empecé a escribir directamente novelas, con los relatos estoy empezando ahora. Empecé en el colegio porque realmente estaba bastante sola en clase y leía un montón. Se me acababan los libros muy rápidamente y al final necesitaba contar las historias que se me ocurrían. Empecé con fantasía, además, por culpa de Laura Gallego, pero luego vi que no era lo mío y me pasé a realismo y sobre todo a muchas cosas románticas.

P. ¿Qué significa para ti la escritura?

R. Es una forma de evadirme y de ayudar a la gente porque a mí Jandy Nelson me ayudó bastante en el colegio y a la hora de sobrevivir un poco, digamos, a esa época. Así que para mí escribir es ayudar a las personas a encontrarse a sí mismas, a salir de alguna situación difícil y de hacer su vida aunque sea un poco mejor.

P. ¿En qué proyectos estás trabajando ahora?

R. Ahora estoy con varias cosas a la vez. Una de ellas es una obra de no ficción de biografías de escritoras que están muertas y que han hecho algo de relevancia para la literatura. También estoy escribiendo un cuento corto con una amiga, que vamos a ilustrar, sobre el amor a la naturaleza. Luego estoy tratando de hacer una especie de historia corta de terror que sucede en un parque de atracciones terrorífico, que se ha inspirado en uno que han hecho en Barcelona. Se me ocurrió imaginar qué pasaría si los monstruos y los actores fueran reales. Estoy haciendo también una novela inspirada en la Navidad, de una chica que vuelve a su pueblo y tiene que enfrentarse a la primera Navidad sin algunos familiares.

P. Para terminar, dime el nombre de una mujer que te inspire.

R. Voy a decir Mary Wollstonecraft, porque hace poco he leído la biografía y me ha dejado realmente asombrada lo que hizo esa señora. Estuvo en Francia en plena Revolución Francesa, cuando estaban matando gente a casi diez centímetros de ella. Me parece que fue súper valiente y le importaba un pimiento todo. Me dejó realmente impresionada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s