Sobre mujeres, periodismo, igualdad, posmachismo y posverdad

LIDIA DIEGO

Después de una magnífica apertura de mano de Mercedes del Hoyo, decana de la facultad de comunicación; Elena Peribañez, responsable del programa URJC de derechos humanos; y el presidente de ECO, Guillermo Gamboa, con tarta incluida, comenzaba la primera pesa, sobre la igualdad, el feminismo y la mujer en los medios de comunicación.

La moderadora, Raquel Ejerique, redactora jefe de Eldiario.es, estaba acompañada de Paula Guisado, periodista de El Mundo; Noemí López, de El Español y, por último, las profesoras de la URJC Diana Fernández y Sonia Núñez.

Raquel Ejerique señalaba que el papel de la mujer en los medios de comunicación es doble, porque hay que añadir la responsabilidad social intrínseca de los periodistas. Hay ejemplos muy interesantes, como Público o La Marea, donde se pueden encontrar mujeres en la cúspide, pero son los casos más raros.

Noemí López señalaba la necesidad de que los temas feministas dejen de ser considerados temas dirigidos exclusivamente a las mujeres. “Cuando un hombre hace un reportaje todo el mundo lo lee. En cambio, si lo hace una mujer, y más sobre un tema como puede ser la violencia machista, tan solo lo leen las mujeres”. También incidió en que, en muchas ocasiones, son las propias periodistas quienes caen en clichés sin darse cuenta.

Paula Guisado se especializó en periodismo de datos e investigación, ámbito en el que dice que no nota la carga de ser mujer tanto como en otros. Puso el énfasis en que, cuanto más se escala hacia la cúspide de los periódicos, menos mujeres se encuentran. Además, ciertas actitudes no cree que vayan a dejar de pasar en un corto plazo de tiempo, aunque cada vez se tenga más interiorizado que son actitudes machistas. Ejemplificaba, “en reuniones, la gente de fuera del proyecto, pregunta a mis compañeros hombres, rara vez me preguntan directamente a mí”.

Por parte del Observatorio de Igualdad, Sonia Núñez y Diana Fernández hicieron una brillante exposición de cómo en las Redes Sociales los discursos posmachistas están cada vez más presentes, utilizando la posverdad, y creando la figura del hombre victimizado, fenómeno que coincide con el ascenso de los partidos ultra conservadores europeos.

Estas intervenciones, como no podía ser de otra forma, suscitaron preguntas entre el auditorio. Una de las preguntas fue sobre el uso del lenguaje inclusivo, que las ponentes admiten no utilizar en sus respectivos medios de comunicación. Una de las razones que se alegaron para la no utilización de este lenguaje es la característica economía de caracteres del periodismo. “Cuanto más se haga desde la base para que los textos sean inclusivos, será cuestión de tiempo para que se adapte”, dijo finalmente Paula Guisado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s