Un año en los pasillos

Aunque en algún momento nos ha parecido que ha sido mucho más tiempo y, en otros, que mucho menos, ECO ha conseguido llegar a cumplir su primer año de vida. El 29 de marzo hacía un año que firmábamos el acta en una sala de la biblioteca de Vicálvaro. Pese a que el lugar de reunión no ha cambiado,  muchas otras cosas sí.

ECO nació con dos ideas. Una, llegar a dar a los estudiantes en general y, más concretamente, de comunicación, un poco de lo que pensaban que obtendrían al llegar a la universidad. Conseguir que no se perdieran en la frustración de las primeras clases teóricas poniendo en sus manos herramientas para empezar a aprender a realizar aquello que sueñan hacer durante toda su vida.

Creo que este objetivo, con sus más y sus menos, lo vamos cumpliendo. En septiembre recibimos a un grupo de nuevos miembros que, en ocasiones, saben ya bastante más que algunos de los veteranos. Hemos conseguido mantener un buen ritmo de publicación y ayudarnos entre nosotros a investigar. No solo los temas que nos interesan, sino los que creemos que pueden interesar al resto de la comunidad universitaria.

Nuestra segunda intención estaba muy relacionada con eso: ser útiles para el resto de la universidad que, si bien no estaba interesada en escribir reportajes o crónicas, si lo estaba en otras cosas. No queríamos ser otra cuenta de Twitter que se limitara a poner carteles de eventos, sino asistir a ellos, intentar transmitir la pasión que otros ponen en organizar cosas que les importan. Por eso decidimos cubrir las elecciones con todos los medios a nuestro alcance y vosotros nos  respondisteis. Han sido nuestras publicaciones más leídas hasta la fecha. Hemos cogido el mensaje e intentaremos estar más pegados incluso a la actualidad de la universidad.

No queremos finalizar este editorial cursi sin mencionar a esas asociaciones que son de nuestra quinta. No podemos negar que este año para nuestra universidad ha sido, si no malo, al menos convulso, pero a los estudiantes siempre nos quedará el consuelo de ver cómo por los pasillos también pululan los compañeros de Ágora, Civis, Cariátides o Lambda, además de las asociaciones que ya existían. Todas asociaciones de estudiantes que, siendo diferentes, aportan cosas a una universidad en la que cada vez el alumnado cobra más importancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s