El fenómeno Pablo Ráez dispara las donaciones de médula en España

El joven malagueño, falleció el pasado 25 de febrero por culpa de la leucemia

ÁNGELA GARCÍA, Madrid

La historia de Pablo Ráez

¿Qué pensaría sobre una persona que ya no tiene miedo a la muerte? Pablo Ráez fue un joven que cambió la visión de multitud de personas acerca del cáncer y sobre todo de la vida. Este joven marbellí fue diagnosticado a los 18 años de leucemia mieloblástica M6.

La leucemia es un tipo de cáncer de sangre que suele originarse en la médula ósea, es decir, la parte donde se forman las células sanguíneas. El cáncer provoca que el organismo cree  glóbulos blancos en exceso, aunque otros tipos afectan a los glóbulos rojos y a las plaquetas. Estas células malignas se acumulan impidiendo la creación de células sanas.

Por entonces, encontró rápidamente un donante de médula, que fue su propio padre. Sin embargo, dos años después, en junio de 2016, volvió a ser diagnosticado de cáncer. Al no conseguir un donante compatible esta vez, decidió compartir su experiencia en las redes.  

Desde su Instagram y su Facebook (@sr.raez) se propuso el objetivo de concienciar de la importancia de donar médula. Su carta, compartida en agosto del año pasado, se hizo viral con un total de 103.000 “me gusta” en Facebook  y 53.000 en Instagram, por lo que aprovechó para transmitir un mensaje de solidaridad: “No por hacerte donante me vas ayudar a mí (o sí), pero colaborarás con la sociedad y no te cuesta nada, infórmate de cómo hacerlo si realmente estás interesado”.

En octubre del pasado año, mientras seguía enfrentándose a la quimioterapia, consiguió un segundo donante -americano- y recibió la médula en noviembre. Aun así siguió compartiendo su día a día en el hospital con sus –cada vez más– seguidores en  la red. En las publicaciones que subía mostraba sus emociones, su progreso o sus síntomas.

A pesar de ser un tema que no despertaba demasiado interés entre la población, Pablo consiguió llegar a multitud de personas con su siempre presente optimismo. Comenzaron a ser virales hashtags como #SiempreFuerte o #FuerzaRáez en publicaciones en las que animaba a donar médula.

La donación por parte de los jóvenes de entre 18 y 40 años es clave para la recuperación de los enfermos. Además, la compatibilidad de donantes en este tipo de enfermedades es muy baja: solo una de cada 4.000 personas lo son. Su historia caló en la conciencia de muchas personas.

Sin embargo, este tipo de trasplantes no están exentos de riesgos, ya que el cuerpo del paciente debe adaptarse a las nuevas células implantadas. Ese fue el caso de Ráez, que en enero anunció que su cuerpo estaba teniendo un rechazo al trasplante, por lo que las complicaciones hicieron que se debilitara rápidamente. Finalmente, a pesar de su dura lucha, murió el 25 de febrero en su casa de Málaga tras, según sus padres, renunciar a los medicamentos.

Consecuencias tras su muerte

La historia de este joven luchador despertó en sus seguidores algo más que interés, puesto que la repercusión se hizo ver en los siguientes meses. Solo en Málaga y Andalucía las donaciones aumentaron un 1.300 %, con un total de 11.201 donantes nuevos. El Centro Regional de Transfusión Sanguíneo (CRTS) informó de que en esta ciudad entre enero y junio se registraron de media 300 donantes mensuales, mientras que a partir del fenómeno Pablo Ráez aumentó hasta los 3.808.

pablo.jpg

En Andalucía la media de donaciones pasó de entre 800 y 1.500 mensuales a 2.000 en julio y hasta 7.500 en septiembre de 2016. Este fenómeno hizo que Andalucía se coronara como la comunidad autónoma con mayor aumento de donaciones, con un total anual de 72.766 (incluyendo las ciudades de Ceuta y Melilla). El segundo puesto a nivel nacional lo ostenta Cataluña (42.277), y el tercero la Comunidad de Madrid (27.907). Sin embargo, este aumento no solo afectó a la región sureña: en todo el país se registró un crecimiento de 74.400 donantes, mientras que el año anterior fue de 37.600. Por tanto, en el primer mes de 2017 nuestro país ascendió hasta los 281.969 donantes de médula.

El joven, denunciaba, aun así, la escasez de donantes, 230.000 en ese momento con respecto a 46 millones de habitantes en la península.  El objetivo al que pretendía llegar era al de un millón de donantes, una cifra que se calcula que se podría conseguir en 2021.

Otro caso similar

España es un país comprometido con este tipo de acciones humanitarias. Lo demuestran datos como el liderazgo mundial, por 24º año consecutivo, de donaciones de sangre y trasplantes. El caso de Pablo Ráez no ha sido el único que con la ayuda de las redes sociales ha dejado huella en las personas.

La historia de Mateo, un niño madrileño, comienza con una grave noticia, la cual cambiaría su vida y la de sus padres. A Mateo, le diagnosticaron leucemia en 2013 con tan solo unos meses.

Como su hermano pequeño Lucas no tenía células compatibles, los padres de Mateo empezaron a movilizarse por las redes sociales para conseguir donantes de médula para su bebé, que lo necesitaba urgentemente.

Son muchos los famosos que se implicaron en la causa: entre ellos podemos mencionar a Rafa Nadal,  Santiago Segura, David Bisbal o Fernando Torres. En su página web, Médula para Mateo se puede encontrar información acerca de Mateo, su enfermedad y cómo donar entre otros. Además, consta de un apartado de comentarios donde se puede preguntar cualquier duda o compartir experiencias.

También cuentan con una página en Facebook  y una cuenta en Twitter @medulaparamateo.

Se pueden hacer donaciones desde cualquier parte del mundo gracias a la página, que tiene un acceso a otras específicas  para la donación de médula dependiendo del lugar del mundo en el que uno se encuentre.

A día de hoy Mateo ya se ha recuperado, pero la familia no abandona la lucha contra la leucemia y siguen haciendo campañas y actividades para la búsqueda de nuevos donantes.  Desde 2014 se han realizado carreras solidarias en Madrid, Guadalajara y Córdoba con el mismo nombre Médula para Mateo y en las que se ha alcanzado la participación de hasta 1.000 corredores (Madrid).  

Proceso de donación de médula

Muchas de las personas que conocieron la historia de Pablo Ráez no se animaron a donar médula por el desconocimiento y miedo que puede provocar. Sin embargo, el proceso es más sencillo de lo que puede parecer. Para ser donante de médula hayque ir al centro de transfusiones más cercano. En este proceso el primer paso es rellenar un cuestionario acerca del estado de salud, en el que se pregunta si el donante tiene alguna enfermedad, alergia o si se ha operado alguna vez. El siguiente paso a seguir es sacarse sangre para poder saber si se es compatible con algún caso.

2508donantes03(1)

Esta información resultante va a un banco de datos que gestiona la Fundación Josep Carreras en España que es internacional. Si la sangre es compatible existen dos formas de hacer la donación: la primera es por transfusión de sangre, cogiendo las células madre de sangre periférica tras haber administrado cuatro o cinco inyecciones de “factores de crecimiento” que hacen pasar las células madre de la médula al flujo sanguíneo; o por punción en la cadera, en la que se extrae sangre de la parte posterior de la pelvis bajo anestesia general o epidural. Este segundo método solo se da en el 20 % de las donaciones, en aquellos casos en los que el paciente responde mejor que a una transfusión.

La historia de Pablo Ráez no tiene un final feliz, pero tampoco triste, ya que con su optimismo y ganas de vivir ha conseguido involucrar a muchas personas en la lucha contra la leucemia y demás enfermedades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s