El aspirante a Rector de la URJC, Javier Ramos, niega haber violado la Ley de incompatibilidades

ENRIQUE ORDIALES, Madrid

El catedrático de Teoría de la Señal de la URJC, Javier Ramos, ha desmentido las informaciones publicadas en el diario El País acerca de las incompatibilidades que, supuestamente, habría cometido durante los años 2004 y 2008, siendo funcionario de la universidad.

Según El País, Ramos figuró como director de una empresa tecnológica radicada en Reino Unido a la vez que dirigía el departamento de Telecomunicaciones de la Universidad.

El actual director de la Escuela Superior de Ingeniería de Telecomunicaciones anunció su intención de presentarse como candidato a las elecciones a Rector de la Universidad Rey Juan Carlos, aunque hasta 26 de enero no comienza el plazo de presentación oficial de las candidaturas. A día de hoy, Ramos es la única persona que ha anunciado que se presentará a las elecciones, aunque no se descarta que puedan surgir nuevos candidatos a lo largo de la semana, ya que el plazo de presentación acaba el día 31.

Fuentes cercanas a Ramos aseguran a ECO que todo es legal, y así se lo han confirmado desde la asesoría jurídica de la URJC. Explican que esta actividad se ampara en el artículo 83 de la Ley de Universidades, que regula la colaboración de funcionarios con otras entidades, disponiendo que los grupos de investigación, (…) los Departamentos (…) y su profesorado (…) podrán celebrar contratos con personas, Universidades o entidades públicas y privadas para la realización de trabajos de carácter científico, técnico o artístico, así como para el desarrollo de enseñanzas de especialización o actividades específicas de formación”. La ley también señala que dichos trabajos deben contar con autorización previa, que se concederá según los estatutos de la Universidad. Por lo tanto, estas actividades son legales siempre y cuando se cuente con el permiso de la URJC. Sobre este permiso aseguran “que todo está en regla”.

Por su parte, la Ley de incompatibilidades establece que un funcionario “no podrá ejercer, por sí o mediante sustitución, actividades privadas incluidas las de carácter profesional (…) que se relacionen directamente con las que desarrolle el departamento, organismo o entidad donde estuviese destinado“. En declaraciones a El País, Ramos explica que “no hubo relación laboral con la empresa” porque la labor no era remunerada, por lo que “tampoco hay incompatibilidad”.


Foto: Javier Ramos (derecha) en una conferencia en la URJC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s