2017: Un año cargado de propósitos

Puede que algunos de nuestros lectores sigan intentando llenar las lagunas de la noche del sábado.  Puede que algunos ya las hayan llenado y ahora se estén “dando de cabezazos” contra la pantalla del ordenador mientras leen este artículo. E incluso puede que algunos de nuestros lectores estén decididos a comenzar el año con buen pie y hoy van a cumplir uno de estos propósitos que todos nos “imponemos” al empezar el año.

Estas fechas son un periodo de reencuentros para la gran mayoría de estudiantes. Volver a casa, reencontrarse con la familia, amigos, ese primo que está sacando mejores notas que tú en una ingeniería – cosa que tus padres no hacen más que recordarte-. el hijo de Paco que viene todos los fines de semana a ver a la familia mientras tú te dedicas a hacer “no se sabe qué” por la ciudad, tu ex pareja del instituto con su nueva pareja, mientras tú lo único que recibes en Whatsapp son los chistes de Feliz Navidad de los adultos que, desgraciadamente, tienen tu contacto y parecen empeñados en perpetuar esa tradición que debería haber muerto al mismo tiempo que murieron los SMS (o antes).

Será por esto que es el momento en el que todos queremos cambiar algo. Algo que ha estado presente durante todo el año y a lo que no le hemos dado demasiada importancia. O algo que hemos querido cambiar y no hemos encontrado la fuerza de voluntad para ello. Al igual que al ponerse a estudiar es mucho más razonable empezar a las 17:00 que a las 16:48:  parece que es mucho más razonable proponerse cambiar o tomarse en serio nuestros pequeños defectos el 1 de enero que el 17 de octubre.

Y sin embargo el poeta tiene razón cuando dice “cualquier escusa es buena para empezar”. Es bueno que seamos conscientes de nuestros defectos y que nos tomemos un minuto para reflexionar sobre ellos, aunque no vayamos a conseguirlo solo con anotarlo en el cuaderno de propósitos. Un poco de humildad es buena el 1 de enero y el 17 de octubre. 

Si a eso le sumamos lo terrible que ha sido 2016 a tantos niveles (aunque haya nacido ECO para compensar todos los males), está claro que el inicio de año vendrá tan cargado de propósitos como el anterior, o más. Todos seguiremos prometiéndonos los clásicos “dejaré de fumar”, “haré más deporte” o “llevaré la universidad al día”. Puede que añadamos algunos más propios de nuestra generación como “ me implicaré más en mi universidad fuera de clase para intentar mejorarla”, “este año no rompo la pantalla del móvil” o “dejaré de subir la misma foto a Instagram stories y Snapchat”.

Las nocheviejas se habrán llenado de “este es nuestro último cigarro” y los dueños de los gimnasios se frotan las manos con la oleada de nuevos clientes preocupados tras subirse a la báscula tras las navidades: clientes que, en gran medida, aparecerán una o dos veces y no volverán. Igual que muchos de los que empezarán a llevarlo “todo al día” se perderán esa presentación tan mal puesta a las 13:00  para ponerse al día con el resto de la clase con una cerveza. Porque estos propósitos de Año Nuevo suelen servir para poco más que defenderte de alguna crítica durante la Navidad y acostarse más tranquilo un par de noches al año. Un año más seguiremos empeñados en ponernos metas que sabemos que no alcanzaremos, aunque a más de uno le cueste sinsabores futuros. No obstante, también hay gente que las cumple.

Con la esperanza de entrar en esta categoría, este año nuevo en ECO nos proponemos seguir publicando y que cada vez haya más contenidos, mejores y más estudiantes detrás de ellos. ¡Este nuevo año las puertas de ECO siguen abiertas para todo aquel que que quiera cruzarlas! ¡Feliz Año Nuevo y que sea mejor que el anterior!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s