[MGE] La Madrid Gaming Experience es un nuevo concepto

Quién iba a pensar que la feria se beneficiaría del cambio de organización.

FABIO MARTÍNEZ

Lejos de ser el mismo evento de siempre con un nombre renovado, la Madrid Gaming Experience ha ofrecido cambios notables con respecto a su antecesora Games Week. Sea por el cambio de organización, sea por la presencia de más colaboradores, lo cierto es que este año los pabellones del IFEMA han acogido lo que puede ser la semilla del evento de videojuegos que se merece la industria española. Aunque todavía mantiene los pecados habituales, como las infinitas colas y una dedicación al manga-anime que está fuera de lugar, lo cierto es que la Gaming Experience aporta un cambio de filosofía que llevaba siendo necesario desde hace años. Cosas como un tono más distendido que se separa de la fiesta discotequera, priorización de los videojuegos por encima de todo y espacios dedicados al desarrollo  donde la presencia de la GameLab era agradecida; todos estos son esos detalles que marcan un punto de inflexión a la hora de afirmar que por fin el sector más maduro de la industria tiene cabida en este tipo de acontecimientos.

Quizás, el aspecto que mejor resume esta transformación sea el trato que han recibido los estudios indies. Atrás quedan los callejones demoníacos donde para probar un juego debías meterle el codo en la boca al pobre desconocido de turno mientras los andobas incautos rezaban porque una estructura de hierro no les dejase el cráneo siniestro total. Este año la disposición de los estudios más pequeños ha sido ejemplar, contando con stands individuales donde los estudios y los interesados en ponerse a los mandos pueden hablar de los proyectos expuestos mientras echan unas partidas. Rara era la persona descontenta con el espacio, y lo mejor de todo es que a medida que avanzaba el día el tránsito de la zona aumentaba, dándoles por fin a los indies la merecida atención del público.

La Madrid Gaming Experience logra aprobar, y consigue que por primera vez en años mis expectativas por ver una próxima edición superen la observación pasiva. No es perfecta. La ausencia de Sony y Nintendo todavía escuece y, como ya he mencionado, la feria todavía acarrea fallos que serían solucionados con un poco de esfuerzo por parte de la gestión. A pesar de todo ello, cuando al final del día se piensa todas las cosas buenas y se da cuenta de que, como el nombre indica, nos encontramos ante un evento “para gamers”, uno no puede evitar pensar con ilusión que la cosa no va tan mal. ¿No?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s