“En el momento en el que llega a ser tan mediático, Bankia nos dice por teléfono que el desahucio se para”

Benjamín Pleguezuelo consiguió paralizar el desahucio de sus padres gracias a una recogida de firmas en Change.org

MARÍA ELEJALDE Y DOLORES GÓMEZ, Madrid

Antonio Pleguezuelo (81 años) y María del Carmen Lebrón (76 años), un matrimonio de analfabetos y sordomudos con tres hijos, recibieron una carta con una orden de desahucio hace aproximadamente tres semanas, y aún no saben por qué. Él está jubilado y ella siempre ha sido ama de casa. Actualmente residen en el número 5 de la calle Velázquez de la localidad de Pinto, en Madrid. En este barrio ya se han creado su propio modo de vida, acomodado a sus necesidades.

En total desconocimiento de lo que hacían, creyendo que lo que firmaban era un seguro, la pareja avaló con su vivienda en 2005, en la que llevan viviendo desde 1969, la hipoteca de uno de sus hijos. Durante la firma del contrato los asistió un notario que atestiguó que ninguno de los dos podía escuchar ni leer. A pesar de esta circunstancia permitió que el documento fuera firmado.

Al quedarse en el paro su hijo, cuya casa había sido avalada, no pudo seguir pagando el préstamo. Ante la incapacidad de pago, Bankia envió la orden de desahucio que obligaba al matrimonio a abandonar su casa y hacerse cargo de una deuda de 100.000 euros.

El desahucio programado para el próximo 30 de enero indignó a su hijo mediano, Benjamín Pleguezuelo de 43 años y a su mujer Victoria Andrade. Ambos decidieron movilizarse para intentar solucionar la situación. Lanzaron una petición en la página de recogida de firmas Change.org. En menos de 48 horas la petición se volvió viral, alcanzando las 200.000 firmas. Este movimiento en las redes y la repercusión mediática que lo rodeó llegaron a oídos de la entidad bancaria.

Tanto Benjamín como su mujer son cerrajeros, y él mismo afirma haber participado en desahucios, algo a lo que terminó negándose rotundamente en vista del sufrimiento que causan.

Pregunta- ¿Qué día llegó la carta con la orden de desahucio?

Respuesta- La carta llegó hace un par de semanas aproximadamente. Creo que fue el 28 de septiembre. 

Según PAH  (Plataforma de afectados por la Hipoteca) la ley hipotecaria actual viola los derechos fundamentales de las personas

El TIJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europe) dictó una sentencia en 2014 en la que afirmaba que la Ley 1/2013 vulneraba la Carta de los Derechos fundamentales de la Unión Europea. Además se viola de forma directa el art. 47 de la Constitución Española que ora así: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.”

P.- Sus padres se dan cuenta de que van a desahuciarles por usted, porque usted investigó. ¿Bankia en algún momento les envía un correo de “han dejado de pagar” o algo así?

R.- Yo llegué a casa de mis padres como suelo hacer, yo vengo mucho a verles desde Villaverde para abrir las cartas porque ellos son analfabetos, y con una de las cartas que abrí me enteré de que mis padres habían servido de aval y  no lo sabían. Después de ver la carta hablé con mi hermano y él me lo confirmó.

Y claro yo les pregunté, “¿qué habéis firmado?” “¿a qué se debe todo esto?” Mis padres en todo momento me dicen con la cabeza que no saben nada, que ni siquiera se acordaban del día que habían estado con el notario. 

P.- ¿En qué año fue la firma del contrato de aval?

R.- Estamos hablando del año 2005 según los papeles que tengo en mano, y luego fue una ampliación de hipoteca  que creo que se hizo en 2010 de otros 10.000 euros aproximadamente. 

Hacia finales de 2012, según la PAH (Plataforma de afectados por la Hipoteca), el número de desahucios llegaría a los 171.110 desde el comienzo de la crisis en julio de 2008.

Según el Banco de España el total de desahuciados entre 2012 y 2014 fueron 110.140 viviendas.

tabla-datos-noticia-changeorg

P.- Y usted ¿cómo se entera del papel de Change.org? ¿Cómo empieza a moverse para intentar solucionar este problema?

R.- Yo recibo peticiones de Change.org desde hace muchísimo tiempo y siempre he firmado, siempre.

Lo primero que hice cuando me llegó el mail estando con mi esposa y nos enteramos de que hay un desahucio… estábamos en la furgoneta del trabajo y nos quedamos paralizados y nos dijimos que no podíamos quedarnos así y que teníamos que seguir adelante.

Lo primero que se me ocurrió fue llamar a un periódico de Pinto, porque mis padres son de allí, para que se enterasen los medios más cercanos. Seguidamente cogí e hice la petición en Change.org. Pensé que era el lugar donde más gente se iba a enterar.

P.- ¿Le sorprendió la respuesta masiva que obtuvo la petición de Change.org o se lo esperaba?

R.- No. No me sorprendió, estoy todavía alucinando como se suele decir. Date cuenta de que la petición se extendió rapidísimo.Cuando iba por 200, 300 se lo dije a mi mujer y despúes: “Vicky mira 500, Vicky 1000, Vicky 2000…” Cuando me llegaron noticias y me dijeron que iba por 25.000… pensé “imposible, no puede ser” Me llamó mi primo para avisarme de que llegaban a 50.000 y no me lo podía creer.

Ya llegó a oídos de Jesús Cintora, a oídos de Revilla, de algunos grupos musicales… Yo ni me imaginaba que la repercusión mediática iba a ser tan grande gracias a Change.org.

Change.org es una página gratuita que recoge peticiones de acusas sociales, cívicas, medio ambientales y que las difunde como una red social. En ella se pueden añadir “firmas” que apoyan a esta causa. Esas firmas no tienen carácter legal porque carecen de la información necesaria (nombre completo con los dos apellidos y número de DNI o firma electrónica mediante el chip del DNI). La misma página, que cuenta con unos 300 trabajadores, admite que no es una herramienta jurídica, ni pretende serlo, sino que es una forma de reunir a todos aquellos dispuestos a luchar por una misma causa.

También existen otras páginas similares que sí tienen validez legal como signatica.com, sin embargo no han llegado a ser tan populares.

A pesar de todo, son muchas las “victorias” que se han conseguido desde 2006 (año de su lanzamiento en EE. UU.) gracias a Change.org. La historia de Benjamín y de sus padres solo es un ejemplo, otros serían la obtención de un medicamento para un enfermo, conseguir una silla de ruedas para un niño, que una familia de refugiados sea acogida, o que Rato deje de ser honoris causa en la Universidad Rey Juan Carlos.

P.- Obviamente la respuesta de la gente a la que le llegó esta noticia fue masiva como ya hemos visto y todo el mundo quiso colaborar, pero ¿recibió algún otro o tipo de apoyo por parte de amigos, familiares, empresas, instituciones…?

R.- Sí, inmediatamente. un cámara de Pinto, un chico que tiene una productora, en cuanto se enteró por change.org, me escribió y me propuso hacernos un vídeo gratuitamente. Ese video fue el que mandó a Change.org. Resulta que este chico y uno de los que trabaja en Change.org son amigos, compañeros de universidad.

Bueno, mi familia por parte de mi madre se han volcado, me han estado apoyando, mi esposa, mis hijos, amigos, conocidos  que hacía muchísimo tiempo que no sabía nada de ellos me han llamado y me han apoyado… Así que el apoyo ha sido masivo.

No todas las opiniones sobre Change.org son favorables, existen quienes piensan que Change.org solo es una plataforma de publicidad y obtención de datos personales tales como direcciones de correo electrónico o propaganda política. Además se les acusa de promocionarse como una plataforma de firmas legales cuando estas no tienen validez jurídica.

P-. Y ahora después de esta movilización, Bankia os informa de que va a retirar el desahucio. ¿Qué es lo que os dice exactamente?

R.- Bueno, con todo esto hay que ser prudentes porque nos ha dicho la abogada que esto son solo palabras y un mail.

En el momento que llega a ser tan mediático, Bankia se pone en contacto con mi esposa y a continuación conmigo y nos dicen por teléfono, estando unos compañeros de televisión en mi casa, puse el altavoz, y me dicen que el desahucio se para, que no nos preocupemos y que mis padres se van a quedar ahí. Les pregunté de nuevo para que se escuchase en cámara “¿pero me lo vais a notificar por escrito?”  y me respondieron “Ahora mismo te mando un mail”. Y efectivamente  eso ocurrió, al rato nos lo mandaron. En él ponía que se va a paralizar todo, que nos vamos a sentar, nos vamos a reunir, que nos van a pedir unos requisitos básicos, pero que no nos preocupemos que mis padres no se marchan. Luego llegamos a casa, a Villaverde, y directamente, sin hablar antes por teléfono, nos mandan un email que dice que nos van a perdonar la deuda.

P.- Una deuda ¿de cuánto estamos hablando?

R.- Aproximadamente ronda los 25.000 euros.

Todo esto dentro de la cautela, porque son solo notificaciones por mail y una llamada de teléfono.

P.- Es decir, que aún no han firmado nada, todavía no han concretado ninguna condición.

R.- No, todavía no hemos firmado ningún documento. Ellos nos han mandado un mail en el que nos piden una fotocopia del DNI. Incluso me preguntaron que cuánto estarían dispuestos mis padres a pagar por ese alquiler social.

Yo todavía estoy un poco indignado, yo y mi familia, dentro de la alegría. Porque, claro, explicarle a mis padres que de un piso que tenían, ahora que por ese mismo piso tienen que pagar… Mis padres están todavía un poco sorprendidos. Bueno, es que todavía no son muy conscientes de qué ha pasado.

P.- Y después de todo esto que ha ocurrido, ¿mira con otros ojos a la sociedad, a las personas?

R.- Yo siempre he confiado en la sociedad. Yo he estado muchísimos años en Cruz Roja junto a mi mujer. Hemos estado en la calle, hemos luchado por muchísima gente y yo sé que la gente se vuelca, y más cuando es una cosa tan emotiva y que tanto daño hace a la gente. El que haya un banco, un notario, o unos jueces que se hayan burlado de la confianza de mis padres, es indignante, y yo sé que a la gente le llega al corazón, ya sean mis padres o sean los padres de otras personas.

Por eso le digo la gente, a todo el que me escuche por este medio, que no se lo calle. A mí me han hablado de muchísimas personas a las que han ido a desahuciar y, por miedo o por vergüenza de salir en los medios, ha llegado el día del desahucio y han entregado las llaves. Pues yo le digo a toda esa gente, a todo el que me escuche por este medio, que no les dé vergüenza y que luchen por lo que es suyo y por lo que han luchado toda la vida.

Según los datos del INE y el Eurostat, sabemos que los suicidios han aumentado un 20% en España desde el inicio de la crisis. Algunos de ellos relacionados con los desahucios o con temas polémicos como las preferentes.

Existen listas en internet que cifran  en seis suicidios de media al año causados por un desahucio desde que comenzó la crisis.

P.- Ese es el mensaje que les manda a las personas que se encuentran en la misma situación que sus padres.  ¿Qué mensaje les enviaría a los bancos?

R.- Pues a los bancos les digo que ya bastante tienen, que bastante sufrimos ya en este país, que bastante esfuerzo estamos haciendo la gente para sacar a nuestros hijos adelante. Ya no te voy a hablar de la gente joven, también te voy a hablar de la gente mayor que lleva toda su vida trabajando para tener un piso. Te hablo, por ejemplo, del piso de mis padres de 50 m^2, llevan toda la vida trabajando para que ahora lleguen a quitárselo. Por favor que les den una oportunidad. Que si no pueden pagar cuatro que paguen tres, o sino dos o sino uno. Pero que no echen a la gente a la calle, que sufrimos muchísimo. Yo he sufrido muchísimo estos días viendo la cara de tristeza de mis padres. Entonces yo les pediría por favor a los bancos que den una segunda oportunidad a la gente.

Muchísimas gracias

Gracias a vosotros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s